Sobrecogedor, es el primer calificativo que se me ocurre para referirme a esta adaptación para la gran pantalla del ‘best seller’ homónimo de John Boyne.

La adaptación en sí, desde luego, no era fácil teniendo en cuenta las características del libro. Pero se puede decir que finalmente el director ha conseguido trasladar acertadamente la historia al cine.

El filme cuenta la historia de Bruno, el hijo de un oficial nazi, cuya plácida vida en Berlín se ve interrumpida por el ascenso de su padre, lo que implica el traslado de toda la familia a una solitaria casa cercana a un campo de concentración. Allí el aburrimiento inundaba la vida de Bruno hasta que un buen día conoce a Shmuel, un niño de su misma edad que está al otro lado de la alambrada y con el que entabla una bonita amistad.

La mirada inocente de Bruno, que no llega a entender el mundo que ve, y su mentalidad limpia, lejos de las absurdas y falsas convicciones de la mayoría de los adultos que le rodean, engancha al espectador desde el principio hasta el final de la película. Si finalmente decides verla te aseguro que no te arrepentirás.

FICHA TÉCNICA

Título original: The boy in the striped pyjamas. Género: Drama. País: Irlanda, Reino Unido, EEUU. Año: 2008. Duración: 100 minutos. Dirección: Mark Herman. Reparto: Asa Butterfield, Vera Farmiga, David Thewlis. Guión: Mark Herman, John Boyne. Música: James Horner. Fotografía: Benoît Delhomme. Producción: David Heyman.

Anuncios