Una de las películas que más premios está cosechando, entre los cuales podrían estar varios Oscars, es la británica El discurso del rey. Un film dirigido por el director, hasta ahora desconocido para mí, Tom Hooper y protagonizado por los (éstos sí, conocidos) actores Colin Firth, Geoffrey Rush y Helena Bonham Carter.

La película, basada en una historia real, nos cuenta cómo uno de los hijos del Rey Jorge V del Reino Unido llamado Bertie (Colin Firth) por sus familiares y amigos más cercanos, sufre una tartamudez crónica desde pequeño que le impide realizar discursos públicos de manera fluída tal y como su pertenencia a la familia real británica le obliga. Tras recurrir a varios médicos, su esposa Elizabeth (Helena Bonham Carter) encuentra a Lionel Logue (Geoffrey Rush) un terapeuta del habla cuyas prácticas poco ortodoxas pueden ayudar a Bertie a vencer su tartamudeo. Tal y como la Historia y el propio título de la película nos adelantan, Bertie se convierte en el Rey Jorge VI tras la muerte de su padre y la abdicación de su hermano. Todo esto, además, en una época en la que la guerra contra Alemania parece inminente.

La película, en general, me dejó una muy buena impresión. La historia en sí y la forma en la que se desarolla puede llegar a ser muy amena para casi cualquier tipo de espectador. En ella hay tiempo para todo, tanto para el fino y descarado humor de Lionel Logue, como para el drama personal de Bertie que se ve impedido para cumplir con sus obligaciones por culpa de su tartamudez.

Sin llegar a ser una gran obra maestra, sí que estamos ante una buena película que no sólo gusta a la crítica especializada sino que también hace las delicias del gran público. No os la perdáis.

TRÁILER

FICHA TÉCNICA

Título original: The king’s speech. Género: Drama histórico. Orígen: Reino Unido. Año:2010. Duración: 124 minutos. Dirección: Tom Hooper. Reparto: Colin Firth, Geoffrey Rush, Helena Bonham Carter, Guy Pearce, Jennifer Ehle, Derek Jacobi, Michael Gambon, Timothy Spall, Anthony Andrews. Guión: David Seidler. Fotografía: Danny Cohen. Música: Alexandre Desplat. Producción: Iain Canning, Emile Sherman y Gareth Unwin.

Anuncios